23 jun. 2011

Poesías de humor

El eco - Hugo Varela



Volvió al rancho donde vive
muy borracho el gaucho Alejo.
Y al asomarse en el aljibe,
vio en el agua, su reflejo.

Creyendo que era otro gaucho
preguntó: Quién se cayó?
Y desde el fondo del pozo
repercutió el eco: yooo...

Y qué buscás comadreja
con esa cara de oveja
que se perdió en el rebaño?
...baaaaño

-No te me hagas el gracioso
y contestame curiosos
Qué hacés en el fondo husmeando?
...meando.

Pucha! Que le erraste feo,
te equivocaste de agujero
Qué buscai? Un inodoro?
...orooo.

Ahhh, caiste por ambicioso
Y para sacarte del pozo
voy a buscar mi caballo.
...baaayo.

No es bayo, es un alazán
corre como un huracán
y su pelaje resalta.
...saaalta.

Saltaré para agarrarte
y cuando empiece a apretarte
con mi furia no respondo.
...hoooondo.

Sea hondo, sea profundo
despedite de este mundo
que te ataco por asalto.
...aaaaalto.

Qué pasa? Te agarró miedo,
te metiste en un enriedo,
o una cosa parecida?
...siida.

Virgencita milagrosa
si tiene la peste rosa
no creo que me convenga.
...veeeenga.

No gracia! Y no es por cobarde
pero se está haciendo tarde
y me llama la Dominga.
...minga.

Es la verdad del asunto
y ahora yo le pregunto
Quién empezó esta disputa?...
Que quién empezó esta disputa!!!

Y le siguió preguntando
y el pozo se quedó callado
Porque será un pozo humilde
pero era un pozo educado.

Chin Pún!





Añoralgias - Les Luthiers
Esta zamba canto a mi tierra distante
cálido pueblito de nuestro interior
tierra ardiente que inspira mi amor,
gredosa, reseca, de sol calcinante,
recordando esa tierra quemante
resuena mi grito:
¡que calor!
Como te recuerdo mi lindo pueblito
con tu aire húmedo y denso de día
noches cálidas de fantasía
pobladas de máquinas
de encanto infinito
y el cantar de tu fresco arroyito,
salvo en los diez meses de la sequía
Siempre fue muy calmo mi pueblo adorado,
salvo aquella vez que paso el huracán,
viejos pagos, ¡que lejos están!
mi tierra querida, mi dulce poblado,
tengo miedo que hayas cambiado
después de la ultima erupción del volcán
Tierra que hasta ayer mi niñez cobijabas
siempre te recuerdo con el corazón,
aunque aquel arroyito dulzón
hoy sea un hirviente torrente de lava
que por suerte a veces se apaga,
cuando llega el tiempo de la inundación
Los hambrientos lobos ahullando estremecen,
cuando son mordidos por fieros mosquitos,
no se puede dormir por los gritos
de miles de buitres que el cielo oscurecen,
siempre algún terremoto aparece
y al atardecer llueven meteoritos
Y si a mi pueblito volver yo pudiera
a mi viejo pueblo al que no he regresado
si pudiera volver al poblado
que siempre me llama, que siempre me espera,
si a mi pueblo volver yo pudiera,
no lo haría ni mamado



Si no fuera santiagueño (Les Luthiers)



Cuando salí de Santiago
todo el camino he llorado
llore por que había dejado
todo el camino mojado.

Santiagueño a mi me dicen
por que he nacido en Santiago
si no fuera santiagueño
 habría nacido en otro pago.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...